Programa P.A.E.M.

 

Programa EducaMed

Programa EducaMed:

Programa de Acompañamiento Educativo y Mediación para Familias con

Hijos e Hijas ante Conductas de Riesgo

¿A quién va dirigido?

Familias con hijos con edades comprendidas entre los 12 y los 21 que requieran de un apoyo ante necesidades de: 

  • Convivencia familiar: Deterioro de la Convivencia, falta de comunicación familiar, y respuestas agresivas por parte de hijos e hijas.

  • Aprendizaje emocional: Alteraciones permanentes del humor, ansiedad, tristeza y aislamiento.

  • Prevención de conductas de riesgo: Tabaco, alcohol, drogas internet, teléfono móvil, etc.

  • Bullying: Experiencias de Violencia y Acoso escolar, tanto como víctima como como agresor.

  • Autoestima y Motivación: Descenso del rendimiento escolar, falta de motivación y apatía… no trabaja, no estudia.

  • Absentismo escolar: Faltas frecuentes a la escuela, múltiples sanciones disciplinarias.

Hoy en día muchas familias están preocupados por el deterioro de la relación con sus hijos. En un periodo corto de tiempo se producen muchos cambios que para el adolescente y la familia es muy complicado de asimilar.

 

De hecho la adolescencia es una etapa importantísima en la vida del individuo. Se trata de un movimiento vital en el desarrollo de la persona donde se experimentan cambios importantes tanto físicos como psicológicos.  Es un periodo de reafirmación personal y conocimiento de uno mismo. Esto provoca que el joven sea especialmente vulnerable ante las conductas de riesgo, que no suelen remitirse a un solo ámbito, sino que tocan varias áreas (personal, familiar, social, académico-profesional, etc.),  y que pueden tener repercusiones de por vida.

 

Ante este escenario las familias sienten inseguridad al respecto del mejor modo en que planificar una respuesta educativa ante las conductas de riesgo que se producen en la adolescencia y la juventud, más aún ante los muchos y rápidos cambios que experimentamos a nivel social, económico, educativo y de las tecnologías de la información y la comunicación. En este contexto, la comunicación familiar se deteriora aumentando la tensión emocional y la conflictividad haciendo muy difícil la convivencia familiar.

El programa consciente de las problemáticas que se suceden en las familias en la etapa de la adolescencia ofrece un acompañamiento educativo a familias cuyos hijos e hijas se hallen inmersos en situaciones de riesgo típicas de este momento evolutivo, como los problemas emocionales y de estima personal, de convivencia familiar, apatía y falta de motivación, bajo rendimiento académico y absentismo escolar, bullying o conductas de riesgo como consumo de alcohol, drogas, internet y telefonía móvil, entre otras.

Nuestro objetivo:

Ofrecer a las familias una solución educativa a la medida de las situaciones concretas que viven respecto de los riesgos y problemáticas de este momento evolutivo.

 

¿Cómo lo hacemos?

A través de un programa de educación socio-afectiva para los jóvenes que fomenta su desarrollo personal, social y académico-profesional. Ofreciendo un espacio a las familias resolver sus conflictos de convivencia; y dotándolas de nuevas estrategias y herramientas educativas.

 

Niveles de intervención del programa

 

El programa aborda la intervención desde tres perspectivas complementarias e interrelacionadas como son:

  • El desarrollo de competencias socio-afectivas en los jóvenes,

  • La mediación familiar para la mejora de la convivencia, y

  • La adquisición de competencias parentales.

 

Nivel UNO

Plan de intervención educativa con los jóvenes:

Desarrollo de competencias personales, sociales y emocionales

 

Nivel DOS

 

Mediación Familiar:

Mejora de la Comunicación Familiar

Resolución de Conflictos

Compromisos Educativos

 

Nivel TRES

 

Liderazgo Educativo:

Análisis de la situación problemática y adquisición de competencias parentales específicas

 

Nivel UNO

 

Plan de intervención educativa con los jóvenes

Facilita una respuesta educativa a la medida de las necesidades específicas de los jóvenes facilitando su crecimiento personal y madurez, fomentando el desarrollo de su autoestima,​ su motivación, su inteligencia emocional, así como sus habilidades sociales y su capacidad para la resolución de problemas.

Resultados:

Como resultado del Plan de Intervención Educativa los jóvenes entre otros aspectos:

  • Sabrá cuáles son sus fortalezas y habilidades, y podrá adquirir nuevas, ayudándole a crear rutas para reforzar su estima personal.
    Tomará conciencia de su responsabilidad en la creación de sus condiciones de vida y que la familia está para apoyarle y acompañarle en el camino.

  • Aprenderá rutas para superar obstáculos, resolver problemas y alcanzar metas.

  • Podrá reflexionar sobre su propósito en la vida, sobre la base de sus características y fortalezas personales siendo capaz de visualizar objetivos a corto  y a largo plazo, motivarse y creer en sí mismo.

  • Aprenderá a sintonizar con sus propios sentimientos y con los sentimientos de los demás.

  • Conocerá cuales son los miedos y bloqueos que le frenan el crecimiento y aprenderá a controlarlos.

  • Aprenderá a identificar y gestionar sus propias emociones.
    Aprenderá rutas para relajarse y controlar su mente.

  • Aprenderá técnicas para gestionar conflictos y comunicarse de forma asertiva con los demás.

Nivel DOS

Mediación Familiar

Plan de intervención educativa con los jóvenes

La mediación familiar dentro del programa permite a la propia familia detectar sus problemas y escucharse entre sí para enfocarlos desde la óptica del otro y, con ayuda de la persona mediadora, encontrar una forma positiva de reconducir las relaciones familiares:

  • Fomentando la comunicación en la familia respecto de aspectos familiares importantes.

  • Ayudando a los miembros de la familia a gestionar y resolver las situaciones de conflicto.

  • Ayuda a mejorar las relaciones familiares.

  • Ayudando a prevenir futuras situaciones conflictivas.

 

Principios de la mediación:

  • La mediación es un proceso voluntario, pudiéndose abandonar, si se observa que no cumple las expectativas iniciales. Del mismo modo las personas mediadoras también pueden suspenderlo si observan que no es el foro adecuado para tratar la situación familiar, o que a la vista de las circunstancias no van a poder ayudar más a la familia.

  • La persona mediadora es neutral, no dice como deben resolverse los asuntos familiares; eso debe de hacerlo la familia; simplemente estructura y dirige la comunicación respecto de las necesidades familiares.

  • La persona mediadora es Imparcial, no da la razón ni a unos ni a otros, simplemente facilita procesos de comunicación, expresión, negociación y toma de decisiones familiares.

  • Además la mediación es confidencial, esto implica, por un lado, que los mediadores no podrán compartir la información que les traslada cualquier miembro de la familia de manera privada, a no ser algo que expresamente se les haya dado permiso para ello.

Nivel TRES

Liderazgo Educativo: Desarrollo de competencias parentales

Dota a las familias de competencias que les permitan afrontar una respuesta educativa adaptativa ante las necesidades específicas de la situación familiar, analizando la necesidad de desarrollo de competencias parentales,  así como las estrategias y acciones educativas a implementar de cara a la consecución de objetivos familiares respecto de los hijos e hijas.

¿Cómo afrontar los conflictos? es un proyecto de Garrébil en Colaboración con Bitar-Bask

Calle del Músico Ledesma 4, 3º  

Teléfono: 94 405 16 14